:: Secciones ::
Principal
El Club
Historia
Turba Roja
Fuerzas Basicas
Instalaciones
Grupos de Apoyo
Patrocinios
Enlaces
Simplemente Mágico
:: Servicios ::
La Cueva del Tigre (Foro)
Download
Multimedia
El Rincon del Hincha
 


    :: Jorge Alberto González Barillas ::
:: Su Llegada a FAS y el nacimiento de un verdadero ídolo para los aficionados fasistas ::

Su incursión en FAS dio inicio a su nuevo periodo de gloria

En 1977 se logra la contratación de el que hoy por hoy es el mejor jugador de todos los tiempos en El Salvador Jorge "Mágico" González por parte de uno de los clubes de mas tradición "C.D. FAS" por la astronómica suma de ¢60,000.00 colones, cantidad que para esa época era escandalosa.

En el equipo tigrillo, Jorge se consagraría definitivamente como el gran jugador que era, ya que se uniría a grandes jugadores Argentinos de la época dorada del club, como lo eran: Héctor Alcides Piccioni, Manolo Alvarez, Amado Abraham y Raúl Roberto Casadei, entre otros.

Era la época Argentinizada de Club Deportivo FAS, quien con la ayuda de Jorge González y los demás jugadores nacionales lograron devolverle al club la gloria al conseguir su sexta corona como campeones nacionales.

En FAS corría pegado a la banda derecha, acaso tímido de buscar al resto de sus compañeros y recibir un regaño. sobre todo, cuando el balón tocaba alguna parte de su pie, convirtiéndose repentinamente en un objeto sagrado y el cual merecía un trato especial.

Jorge cumplió uno de sus mas anhelados sueños, vestir de azulgrana

La afición, los técnicos y los dirigentes le consentían sus primeros pininos de rebeldía y todo ello con el único motivo de verlo cada tarde en el "Oscar Quiteño" de Santa Ana, en el Cuscatlán o en el "Barraza" de San Miguel la "culebra macheteada".

Con el tiempo, "El Mago" hacía lo que quería dentro del terreno de juego. Nadie le decía nada, porque casi todo lo hacía bien. ¿Individualista? A lo mejor. ¿Egoísta? Tal vez. Pero cuando se consiguen dos títulos seguidos, y de gran forma, los santanecos elevan a los jugadores a la condición de dioses. Y aquel delgaducho tenía madera de divinidad. A veces Baco, a veces Zeus. Siempre González.

A su vez fue factor determinante para que FAS disputara la Copa Interamericana de clubes ante el Olimpia de Paraguay, provocando que el nombre de El Salvador diera la vuelta al mundo a través de los cables internacionales.

Formo parte del equipo de ensueño del club el cual es siempre recordado por la consecución de la única copa de campeones de la CONCACAF y por lo ínfimamente superior de su fútbol respecto a los demás contrincantes del país y del área centroamericana.



Además : Su incursión en la Selección Nacional para las eliminatorias mundialistas hacia España 1982


[Principal] [Noticias] [Estadisticas] [Plantilla] [Archivo]


     Web Design by Ricardo Flores.